Eliminar cláusula suelo a cambio de evitar reclamación judicial. Durante los años 2013 a 2016 muchos afectados por las cláusulas suelo suscribieron acuerdos con los bancos para eliminar la cláusula suelo a cambio de evitar la reclamación judicial.

¿Qué validez tienen estos acuerdos, ¿puedo reclamar a pesar de todo?

Antes de tener jurisprudencia consolidada sobre las cláusulas suelo, en los mayores años de incertidumbre, fueron muchos los que llegaron al acuerdo con la entidad financiera de eliminar la cláusula suelo a cambio de evitar reclamación judicial.

La situación desesperada por la crisis y el resultado incierto de los procesos judiciales avocaron a muchos a la firma de estos acuerdos. La consecuencia era clara, aunque se eliminaba la cláusula suelo del contrato de préstamo, se perdía la posibilidad de reclamar judicialmente el dinero cobrado de más.

No olvidemos que en mayo de 2013 el Tribunal Supremo dictó una sentencia por la que declaraba la nulidad de las cláusulas suelo, pero no obligaba a devolver las cantidades abonadas de más. Sin embargo, en diciembre de 2016, el TJUE corrigió la doctrina del Supremo obligando a los bancos a devolver el dinero cobrado en exceso.

A medida que las sentencias fueron favorables, los afectados vieron que de nuevo habían caído en la trampa puesto que vieron cómo muchos bancos eliminaron la cláusula suelo de sus clientes sin hacerlos firmar ningún documento de renuncia a reclamar judicialmente.

Tras la sentencia del TJUE de 21 de diciembre de 2016, empezaron a llover sentencias eliminando cláusulas suelo y devolviendo a los interesados las cantidades que les había cobrado de más su entidad financiera.

La duda no tardó en saltar…

¿Es válido el acuerdo de eliminar cláusula suelo a cambio de evitar reclamación judicial?

O lo que es igual, ¿puedo reclamar tras haber firmado ese pacto con el banco?

El 13 de abril de 2018, el Tribunal Supremo estableció que estos acuerdos sí eran válidos, bajo el argumento de que estos eran “transacciones” que se formalizaron “para evitar una controversia judicial”.

El fallo, sin embargo, contó con un voto particular del juez Francisco Javier Orduña que un magistrado de primera instancia aprovechó para elevar una cuestión prejudicial al TJUE sobre este tema.

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Henrik Saugmandsgaard, publicó en enero de 2020 sus conclusiones sobre la posible nulidad de esos acuerdos.

Ahora bien, considera que esos acuerdos son válidos siempre que las entidades hubieran explicado debidamente “las consecuencias jurídicas y económicas” de esa renuncia a reclamar.

¿Cuándo podrían ser nulo el acuerdo de eliminar la cláusula suelo a cambio de no reclamar?

El informe del Abogado del Estado, afirma que el Derecho Europeo no se opone a estos acuerdos (“transacciones”) que tienen por “objeto principal” evitar un litigio entre las partes.

Ahora bien, matiza que al igual que ocurre con las propias cláusulas suelo, este acuerdo de renuncia a interponer reclamaciones debe ser:

1.- Fruto de una negociación individual

2.-En su defecto, debe explicársele bien al cliente para que comprenda “las consecuencias jurídicas y económicas que se derivan para él”.

Así, para que el pacto sea válido, el consumidor debe saber:

  • Cuál es el “vicio” que afecta a la cláusula modificada, es decir, se le debía informar sobre el posible carácter abusivo del suelo y sobre las posibilidades de reclamar su supresión.
  • Su derecho a no aceptarlo y a interponer una reclamación judicial.
  • Que una vez aceptado, ya no podrá acudir a los juzgados.

Es decir estos acuerdos deben “cumplir el imperativo de transparencia”, por lo que para ser válidos las entidades deberán demostrar que informaron a sus clientes a cuánto dinero estaban renunciando al firmar el acuerdo.

En caso de no cumplir estos requisitos, Saugmandsgaard concluye que se estaría dando un abuso de poder por parte del banco, así que el acuerdo de no reclamación sería nulo.

¿Qué pasará con los afectados?

Puesto que el TJUE no queda vinculado por  las conclusiones del Abogado General lo mas prudente es esperar a su pronunciamiento.

Antes de iniciar cualquier tipo de reclamación o de renunciar finalmente a la devolución de la cláusula, debemos esperar a que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emita la sentencia final, que se espera durante los próximos meses.

Si el TJUE coincide con el informe del Abogado general, lo que sucede casi en el 80% de los casos, será posible reclamar la devolución de las cantidades cobradas de mas, a pesar de la firma de estos acuerdos.